huir no es de cobardes

Me perdono